Crecimiento de voto en las elecciones 2013 de Oaxaca: César Mendoza


Con base en resultados del PREP. Construcción: César Mendoza.

Con base en resultados del PREP. Construcción: César Mendoza.

Las elecciones para elegir presidentes municipales y diputados locales en Oaxaca rompieron con el abstencionismos histórico en estos procesos, el “carro completo” del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y han presenciado el crecimiento del voto en blanco y nulo.

El PRI, partido hegemónico en Oaxaca hasta las elecciones de 2012, no ha logrado recuperar el terreno perdido en el proceso electoral que llevó al avance de la transición política por medio de una alternancia. Sus históricas victorias en elecciones intermedias, caracterizadas por ganar el 100% de los distritos electorales o una mayoría apabullante, son parte del pasado.

El proceso electoral 2013, que se debe comparar por categorías y modelo de elección con la del año 2007, ha sido un revés importante para el PRI. En 2007, ganó la mayoría de las diputaciones y presidencias municipales. Esta vez, se tiene que conformar con haber recuperado la capital de Oaxaca, pero solo con más de 500 votos de diferencia, lo cual muestra que los partidos de oposición, Partido Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), han logrado alcanzar su voto duro y con un porcentaje más elevado de participación ciudadana podrán vencerlo.

A diferencia del proceso electoral del 2007, donde los partidos de oposición no lograron incrementar la participación ciudadana y perdieron los avances logrados en 2004 -cuando por primera vez participó Gabino Cué como candidato a Gobernador-, la oposición ha incrementado la intención de voto a su favor, obteniendo la mayoría de las diputaciones y ganando presidencias municipales que permiten mantener el escenario político surgido en 2012.

El PRI en 2013 sí ha tenido triunfos simbólicos, como es la ciudad capital, pero hasta en esa victoria la sombra del fraude electoral y los pocos votos de diferencia, solo señalan que puede ser derrotado en una elección intermedia, siempre y cuando salgan a votar los ciudadanos.

Una participación mayor al 50% de los electores con la combinación de una coalición electoral es favorable para la izquierda y derecha partidista en Oaxaca, pero a ello se debe sumar una nueva característica: un candidato y campaña que se diferencie en cultura política del PRI. Ese ha sido el error que ha cometido la oposición y por ello no ha logrado mantener la capital. Un indicativo de esta afirmación es el incremento del voto nulo en comparación con 2007.

En 2007 en la elección de presidente municipales se emitieron 871 mil 839 votos. Del total de votos, 14 mil 399 fueron votos nulos o blancos, o sea, el 1.65%. En este proceso 2013, se emitieron 920 mil 784 votos -según el PREP-; en este caso, 25 mil 612 votos fueron nulos o blanco, lo cual representa el 2.78% de la votación.

En comparación con los votos emitidos, el voto nulo no parece ser representativo, pero lo es en crecimiento. Comparando la votación del 2007 con la de este año se observa un crecimiento de 5.61%, el voto duro creció 77.87%, demostrando que se ha convertido en una opción de protesta y desencanto de los ciudadanos hacia los partidos políticos, no a la democracia, porque es el abstencionismo la forma de darle la espalda.

En el caso de la elección de diputados locales, la votación en 2007 fue de 875 mil 245 votos y hubo 34 mil 894 votos que representan el 3.99%. En este proceso electoral se emitieron un millón 250 mil 132 votos; de esos votos, 54 mil 540 votos fueron nulos, 4.36%.

El voto creció 42.38%, mientras que el voto nulo 56.30%. Al igual que en la elección de presidentes municipales, el voto nulo creció más que la votación total.

En resultados generales, el voto nulo o blanco logró afianzarse como protesta y opción en las urnas. Segundo, la coalición opositora logró ganar, por primera vez en la historia de Oaxaca, las elecciones intermedias. Tercero el PRI fue derrotado por primera vez, pero no perdió más posiciones que en 2012. Cuarto, la idea del voto como muestra del poder ciudadano creció entre los oaxaqueños al derrotar al abstencionismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: