Vladimir, ADOSAPACO, IMSS y #PVEM. #DiarioDeCampaña D4: César Mendoza


Que te los pague el gobierno es un premio a la mediocridad

Insisto. No se puede descontextualizar el proceso electoral con nuestra vida diaria. Las campañas políticas en México no son algo que se ve por la televisión y ya, son el inicio de lo que puede mejorar o empeorar en nuestras vidas en comunidad.

El día cuatro de mi #DiarioDeCampaña estaba inconcluso porque no terminaba de hilar las ideas sobre las encuestas de día a día que presenta Milenio, nunca pude terminar porque tuve que ir a ver a Vladimir Martínez López. Me informaron que se había caído en un hoyo con agua que está en la calle de las Casas esquina con J.P. García en pleno Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, a una cuadra del mercado Benito Juárez y a tres cuadras del Zócalo de la ciudad que está rodeado de vallas y antimotines que lo resguardan de los ambulantes.

Al llegar entendí que se había caído en un hoyo que pasaba el metro de profundidad y que tenía una fuga de agua. Vladimir es ciego, deportista y participó en los juegos paralímpicos de Atenas, hace unas cuantas semanas nos contó esa aventura. Cayó en el hoyo porque no había señalizaciones para personas con discapacidad visual y para las personas que ven solo existe una cinta llena de lodo y sin nada que la sostenga, acompañada de un garrafón de agua vacío.

Al llegar con Gabriela Soto ya estaba auxiliándolo David Morales (búsquenlo en Facebook como “Vibra Positiva”) y agentes de Tránsito Municipal que un día antes habían conocido a Vladimir en el Paseo a Ciegas dominical que se hace una vez al mes en el Jardín Conzatti.

Nunca se consiguió una ambulancia porque no había disponibles para trasladar a Vladimir; además, no creo que pudiera llegar debido a los cierres a la circulación para evitar que los ambulantes lleguen al Zócalo más los cierres por obras en las vialidades. La ciudad es un caos en plenas vacaciones de “semana santa”.

Los agentes de tránsito prestaron una de sus camionetas para trasladar a Vladimir al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y fue acompañado por Gabriela Soto. Mientras David y yo nos quedamos a sacar el bastón con el que se guiaba Vladimir y que se encontraba en el hoyo en que había caído. 20 minutos después con la ayuda de un trabajador de ADOSAPACO logramos recuperar el bastón. Me trasladé al IMSS.

Al llegar al hospital me enteré que Vladimir todavía no era atendido, pues se encontraban en cambio de guardia y había que esperar a nuestra lenta burocracia. Dos horas después y con la presión que se ejerció, la insensibilidad de los trabajadores, a los cuales importa más el relleno de una hoja que el paciente y la recomendación de que si no les gusta el servicio “ponga su queja”, Vladimir fue conducido al espacio de Rayos X. En todo ese tiempo subí a las redes sociales la historia. Se buscó a la Regidora de Grupos Vulnerables de la Ciudad de Oaxaca que se presentó en el hospital, CICREO tuiteó desde sus cuenta para pedir a los periodistas de Oaxaca que cubrieran la nota, pues Vladimir sufrió el accidente por la irresponsabilidad de ADOSAPACO y en el IMSS no lo querían atender a pesar de que es derechohabiente.

Vladimir está internado y a las siete de la mañana el traumatólogo valorará sus heridas.

Recordé cuando iba a su casa a recoger a su hermano para llevarlo al hospital, los comerciales de Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y porque se me hacen nefastos y mediocres. Para mi la campaña “que te los pague el gobierno” es una medida populista que no soluciona el problema que tienen nuestros servicios de salud en todo el país, no solo el IMSS.

Primero, que te den vales para que compres tu medicina porque el IMSS no lo tiene no resuelve el problema de atención integral que debe de tener el derechohabiente. Segundo, no promueve que se eficiente el servicio de salud que otorga el IMSS. Tercero, solo promueve y alienta que las cosas no cambien y se confíen los derechohabientes como trabajadores del Instituto que alguien más va a resolver sus problema. En otras palabras, la campaña del PVEM sobre las medicinas del IMSS es un premio a la mediocridad de esta institución. Hoy lo comprobé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: