Decisión de panistas. Encuestas sobre el proceso interno del PAN: César Mendoza


Conocimiento de los precandidatos del PAN durante 2011 y enero 2012/Construcción: César Mendoza

Josefina Vázquez Mota llega al día de votación en el proceso interno del Partido Acción Nacional para decidir al candidato a Presidente de México para la elección del 1 de julio de 2012 con amplia ventaja sobre sus dos contrincantes. Desde que tomó el primer lugar en las encuestas no perdió la posición y sí siguió creciendo.

A pesar de la ventaja que lleva la única mujer que pretende estar en la boleta electoral en este proceso federal, hay reservas entre los analistas políticos y aquellos interesados en el proceso. En primera, porque las reglas escritas de Acción Nacional señalan que para ganar el proceso interno el primer lugar debe superar el 50% de votación a su favor o tener 37% o más de votación y una ventaja de 5%, como mínimo, sobre el segundo lugar. Si el primer lugar no logra obtener ninguno de los dos escenarios mencionados, tendrá que ir a una segunda vuelta.

Como se observa en las encuestas levantadas durante el mes de enero a nivel nacional y que se enfocan en militantes y adherentes de Acción Nacional, únicos que votan en el proceso interno, la ventaja de Josefina Vázquez Mota es amplia sobre el segundo lugar, el cual es ocupado por Santiago Creel Miranda que es seguido por Ernesto Cordero. A pesar de los datos que las mediciones arrojan, los escenarios y las dudas sobre el proceso del PAN apuntan a que Cordero puede provocar una segunda vuelta en la cual vencería a la puntera del proceso interno.

Las fundamentaciones a las que recurren analistas políticos y especialistas en Acción Nacional es que, como todo partido, tiene reglas no escritas que favorecen al precandidato Cordero, como: tener la preferencia del actual Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa y la maquinaria del poder ejecutivo a su favor ante la burocracia federal que se ha afiliado al blanquiazul. Además, el control férreo que puede tener el grupo calderonista al interior del partido.

Aparte de los argumentos antes mencionados, se debe agregar que las encuestas electorales que se han levantado durante el año 2011 y el mes de enero 2012 pueden tener un margen de error más amplio del que mencionan. Este error puede ser atribuido a un grado de confianza en el entrevistado cuando se pregunta si está afiliado al PAN o si podrá votar en el proceso interno de Acción Nacional aunque no acredite su afiliación o adherencia. Aunque en el caso de la encuesta BGC-Excelsior del mes de enero, señala que la encuesta se realizó en base a los números telefónicos del padrón electoral del PAN.

A pesar de las desavenencias de las encuestas y los argumentos de las “reglas no escritas”, es necesario decir que no hay fuente más confiable para los procesos electorales mexicanos que las mediciones periódicas y que aumentan su grado de confianza cuando hay una pluralidad de empresas que las realizan. En otras palabras, si se parte de un prejuicio negativo sobre la política, que diversas encuestadoras realicen estudios sobre un mismo tema, garantiza la pluralidad de mediciones que pueden estar encargadas desde diversos grupos de poder al interior del sistema político y que la coincidencia en resultados permite acabar con las especulaciones, las cuales se pueden mantener si los resultados de cada encuesta son contradictorios. En el caso del proceso interno blanquiazul esto no sucede.

Un argumento para señalar que las reglas no escritas del PAN tienen un peso menor al que las reglas escritas se localiza en el antecedente inmediato a un proceso electoral interno donde se elige candidato a la Presidencia de México, 2006. En ese año, el llamado candidato oficial era Santiago Creel Miranda, exsecretario de Gobierno con Vicente Fox Quezada. Si las reglas de control político y la fuerza del presidente pesaran tanto, como regla no escrita, el precandidato del PAN habría sido Creel Miranda, no sucedió. El supuesto precandidato oficial fue derrotado por Felipe Calderón Hinojosa, actual Presidente de México, que arrancó la contienda interna panista con una desventaja mayor a dos dígitos y terminó por aplastar al “delfín” foxistas.

Al igual que Felipe Calderón Hinojosa en 2006, Josefina Vázquez Mota se ha convertido en el fenómeno político al interior de Acción Nacional que logra remontar en las encuestas y romper con mitos al interior del partido de derecha en México, como aquel que señala la poca participación de la mujer en un partido de “machos católicos”, lo cual no niega que existan machos y católicos en este partido, pero sí que hay grupos moderados que están logrando vencer a los “viejos” panistas, cuestión que debe ser estudiada. Además, muestra la supremacía de las reglas escritas sobre las “no escritas” en su proceso de institucionalización.

Escenarios

Saldo de opinión de precandidatos panistas, solo identificados con el PAN/Construcción: César Mendoza

Plantearse escenarios sobre el día de elección en Acción Nacional debe partir del escenario más probable y posible.

En este sentido, el escenario con mayor probabilidad de suceder es el triunfo de Josefina Vázquez Mota con una ventaja amplia que supere los umbrales para evitar una segunda vuelta.

El segundo escenario probable es que Vázquez Mota gane, pero no logre evitar la segunda vuelta. Si esto sucede, se tendría que pensar en quién sería su contendiente en la segunda vuelta. Para saber quién competiría contra la panista tendríamos que recurrir a las encuestas de enero, que marcan a Santiago Creel Miranda como segundo lugar. Sólo Gea-Isa tiene en segundo lugar a Ernesto Cordero con 15% y en tercer lugar a Creel Miranda con 14%.

En la segunda vuelta las tendencias electorales cambian y la posibilidad de triunfo del primer lugar en la primera vuelta pueden cambiar en forma considerable. Comúnmente el tercer lugar se suma al segundo lugar, ya que compartieron enemigo, el primer lugar, pero la historia política siempre pesa y no se puede señalar que el derrotado ceda sus votos al segunda lugar. Aunque un grupo político tenga un férreo control sobre sus “bases”, la cultura democrática, la competencia partidista, siempre provoca que el participante decida su voto, o sea, los votantes de un determinado político valoran, por segunda ocasión, su voto, no solamente asientan con la cabeza la decisión del precandidato por el que han votado y ha perdido en la primera vuelta.

Una elección siempre es de pronósticos reservados, el votante termina de y por decidir cuando está enfrente de la boleta. Las encuestas evitan especulaciones infundadas, pueden fallar, pero tener tantos estudios, como es en este caso, da mayor certeza sobre el proceso, cuestión que no indica que todas fallen. Por otra parte, si el “delfín” es derrotado por segunda vez, tendríamos que pensar “seriamente” que los analistas políticos y “panólogos” no han abandonado por completo la lógica “autoritaria” que se practica en el PRI con el dedazo y que conduce a la falta de competencia interna. En efecto, todos los partidos políticos pueden tener “reglas no escritas”, pero esto no indica que sean las mismas.

PAN ganador

Intención de voto al interior del PAN durante todo 2011 y enero 2012/Construcción: César Mendoza

Gane quien gane en el proceso interno de Acción Nacional, el verdadero ganador de estos meses de contienda interna ha sido el partido político. Las reglas electorales que tiene el país permitieron que tuviera mayor exposición en los medios de comunicación.

A pesar de los desacuerdos y dudas que se tengan sobre las reglas electorales, estas han premiado al partido político que promueve la democracia interna en la elección del candidato. Ni el PRI, con su férreo control autoritario, ni el PRD con su falta de institucionalización han logrado estar en los medios de comunicación como lo ha hecho el PAN.

La decisión del candidato de la derecha está en manos de panistas, solamente, pero la contienda interna ha llegado a todos los mexicanos, permitiendo que se conozca a los políticos del PAN.

Hace unos meses los políticos panistas eran reconocidos por menos del 50% de los encuestados, hoy son conocidos por más del 60% de la población, exceptuando a Cordero. Por si fuera poco, no arrancan en tercer lugar como se pensaba a inicios del 2011, pues para muchos analistas y periodistas no había un candidato fuerte, afirmación que se realizaba sin conocer y entender la institucionalización del partido político. El PAN arrancará en segundo lugar si Josefina Vázquez Mota es su candidata y empatado en tercer lugar con el PRD si es Creel o Cordero, o sea, tienen posibilidades reales de refrendar la presidencia del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: